Historia del Bierzo

Historial de El Bierzo

Época Pre-romana

  • En el año 30000 a.c. en el Paleolítico Inferior o Achelense Medio, pertenecen gran variedad de piezas líticas, halladas en las terrazas del río Cúa entre Cacabelos y Quilós, y también en el yacimiento romano de El Parral, ubicado en San Román de Bembibre. Los hallazgos de presencia humana, proponen como hipótesis que pertenecen al grupo Homo Heildelbergensis.
  • En la edad del Paleolítco Medio y Superior, no podrá por ahora conocer ningún hallazgo, pues a la fecha no se tiene identificación alguna.
  • Microlitos y restos óseos, han sido encontrados en el yacimiento de A Veiga do Muín en Cabeza de Campo, y corresponden a la edad Epipaleolítica y Mesolítica.
  • Al revisar el período Neolítico, se identifican hachas pulimentadas en Candín, Paradosalana, Molinaseca, Cabañas Raras, Carucedo, Corbón del Sil y en Ponferrada
  • El Calcolítico que comprende entre los años 2500-1800 a. de C., proporciona en el Museo del Bierzo, diversidad en cerámicas, materiales líticos y óseos, todos descubiertos en la Cueva de las Tres Ventanas de Toral de los Vados.En Sésamo con una cercanía de 40 min. a las Pinturas rupestres de Peña Pinera, se encuentra una ruta de senderismo, al igual que en Librán donde nos topamos tambiéncon un yacimiento de pinturas rupestres.
  • Edad del Bronce entre el 1800-700 a. de C: Las fluctuaciones del clima de finales del segundo milenio, provocaron la huida de su población hacia regiones de mayor altura como las montañas (a día de hoy, reconocidas en el turismo del Bierzo pudiéndolas disfrutar, debido a los ríos de la comarca) . De esa manera el Bierzo tuvo una cercana vinculación atlántica y una prueba de esto, son armas y algunos utensilios de bronce encontrados en la comarca. Merecen diferenciarse los ídolos de Noceda y Villafranca del Bierzo.
  • Con la primera edad del Hierro (550-19 a. de C.), se materializó en el Bierzo la cultura castreña que se vincula conjuntamente al mundo astur. El principal rasgo de esta cultura fueron sus castros o poblados fortificados, donde cabe mencionar el Castro de Chano (Valle de Fornela), el  Castro Corona del Cerco (Borrenes), el Castrelín de San Juan de Paluezas (cerca de las Médulas) o inclusive el Castro de Ponferrada (en la parte interna del  Castillo de los Templarios ).